Seguidores

miércoles, 21 de septiembre de 2011

El reto de los 30 libros - día veinte

La consigna del día es: un libro que te haya sorprendido por malo.

¡Qué compromiso! Sobre todo cuando una trata de convencerse de que no hay libros malos, sino que hay libros para cada quien... como quien dice que para gustos, los colores.

Pero ¿qué es un libro malo?

¿Un libro que hace apología? Como aquel que incendié...
¿Un libro cuyo contenido no me seduce? Como aquel del premio nobel que me provoca sueñito...
¿Un libro cuyo contenido no me sirve ni para divertirme? Como los de Jorge Bucay...

Mi concepto de libro malo es que, para empezar, esté mal escrito. Y esto de mal escrito no apunta solo a que tenga una falta de ortografía o gramatical que puede habérsele pasado al corrector de estilo (aunque habría que asesinarlo igual). Un libro mal escrito es aquel que está mal contado. Aquel en el cual su autor no supo aprovechar los recursos de una historia que pudo ser buena si se hubiese tomado la molestia de trabajarlo. Un libro relleno. Con una historia que pudo contarse en cuatro renglones pero se infló con descripciones que no venían al caso y accesorios y trucos que no alcanzan a darle sustancia. Una historia en la que se cometen errores imperdonables de coordinación o ambientación (cuando su autor ya está supuestamente capacitado para no cometerlos) y encima se vende como si fuesen chocolates al mayoreo.

Con esta definición en la mano puedo decir que un libro que me sorprendió por malo fue:

Ángeles y demonios, de Dan Brown.




Si está en una librería y este libro se le aparece frente a los ojos: ¡huya! los Iluminati pueden tentarlo, pero después se va arrepentir. =)




Angeles y demonios de Dan Brown:

En un laboratorio de máxima seguridad, aparece asesinado un científico con un extraño símbolo grabado a fuego en su pecho. Para el profesor Robert Langdon no hay duda: los Illuminati, los hombres enfrentados a la Iglesia desde los tiempos de Galileo, han regresado. Y esta vez disponen de la más mortífera arma que ha creado la humanidad, un artefacto con el que pueden ganar la batalla final contra su eterno enemigo. Acompañado de una joven científica y un audaz capitán de la Guardia Suiza, Langdon comienza una carrera contra reloj, en una búsqueda desesperada por los rincones más secretos de El Vaticano. Necesitará todo su conocimiento para descifrar las claves ocultas que los Illuminati han dejado a través de los siglos en manuscritos y templos, y todo su coraje para vencer al despiadado asesino que siempre parece llevarle la delantera.


1 comentario:

Mariona dijo...

Para mi un libro malo fue "los papeles del agua" de Antonio Gala, durante más de la mitad del libro no sabes lo que estas leyendo. Besitos, Mariona

Archivo del blog